Who can touch the Lord

¿Quién puede tocar al Señor?


Who can touch the Lord
Porción de la Torá BALAK – Bamidbar (Números) 22:2-25:9. Haftarah: Miq. 5:6(7)-6:8

«¿Quién me tocó?», preguntó Yeshua. Lucas 8:45a

Shabbat shalom mis amados,

A medida que clamamos por un reavivamiento, hay una cuestión en la que el avivamiento se mantiene o cae, la pregunta ¿quién realmente toca al Señor? Mucha gente dice quererlo a Él, a Su Presencia, a Su Poder y a todo lo demás, así que ¿por qué el avivamiento parece estar tan lejos a veces? Por avivamiento, me refiero a esa impresionante intervención de YHVH que sacude a toda una sociedad y la transforma en una Sociedad del Reino Santo. Puede ser una ciudad, una nación, una organización, una congregación, una familia, un grupo, o un hombre o una mujer. Algunos de los ejemplos que me vienen a la mente son Cornelio, el rey de Nínive, Hanna y la reina Ester. Estos tocaron a Yah hasta el punto de que liberó Su virtud y favor sobrenaturales al responder a sus oraciones más allá de la imaginación humana. Pero ¿cuál fue su secreto?

Una historia ilustra esto más que cualquier otra historia, y es, por supuesto, la historia de la “Mujer con flujo de sangre”. Es una de las historias que siempre me han conmovido. Una mujer débil, condenada al ostracismo y desamparada consiguió llamar la atención del Maestro, que para entonces estaba rodeado de miles de admiradores. ¿Qué fue lo que hizo? ¿Qué hizo que liberara la virtud y el poder para un grandioso milagro que restauró a esta mujer en espíritu, alma y cuerpo y que está influyendo en nosotros hasta el día de hoy?

“Mientras todos lo negaban, Pedro dijo, y los que con él estaban: «Maestro, las multitudes te aprietan y te oprimen». Pero Yeshua dijo: «Alguien me tocó, porque me di cuenta de que había salido poder de Mí». Lucas 8:45b-46

La mayoría de las personas sólo se aglomeran y presionan contra El Señor, pero no lo tocan. Todavía les queda demasiada autopreservación; sólo quieren un “toque de Él” y seguir viviendo sus vidas egocéntricas llenas de temor a correr riesgos. A esta mujer ya no le quedaba autopreservación, y no quería ni necesitaba sólo un “toque” de Él; ¡necesitaba el balde completo!

Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón. Me dejaré hallar de ustedes”, declara YHVH, “y los traeré de nuevo al lugar desde donde los envié al destierro”. Jeremías 29:13- 14a, c.

Who can touch the Lord

Pensemos en ella y veámosla por un momento. Estaba deshecha y arruinada, era una abandonada de la sociedad ya que las leyes de la Torá no permiten que una mujer con flujo de sangre se relacione (Levítico 15:19, 20). Puede que estuviera casada, pero su esposo no podía tocarla. Puede que haya perdido a su esposo por completo, ya que un hombre normalmente no espera tanto tiempo; puede que se haya divorciado de ella por motivos legales y haya encontrado a otra mujer. La gente se cansó de ella y no le prestó más atención, porque llevaba mucho tiempo enferma y no parecía que se fuera a recuperar. De hecho, la gente por aquel entonces la rechazaba porque estaban seguros de que estaba en algún tipo de pecado horrible, por lo que llevaba un estigma tan grave como el de Caín en su frente. Todo el mundo sabía quién era porque debían tener cuidado de no tocarla; de lo contrario, serían impuros. Con la hemorragia que tenía desde hacía 12 años y sin suplementos de vitaminas y minerales, estaba peligrosamente anémica, lo que significaba que estaba irremediablemente débil y no era apta para ningún trabajo. Además, debía estar tan pálida que parecía un fantasma. Para colmo, se había gastado todo su dinero en médicos que no le habían ayudado nada (¡como muchos hoy en día!), así que debía ser una señora acomodada que ahora se había convertido en un caso de beneficencia. La única beneficencia en aquella época era que se le permitiera mendigar; sin embargo, no podía extender la mano porque nadie podía tocarla. ¿Te das una idea ahora? ¿Cuántas personas hay hoy en día con una historia como esta? Tal vez muchas, pero la pregunta es cuántas lo tocarán y saldrán de su terrible situación hacia la plenitud. ¿Cuál era la diferencia entre “aglomerarse y apretarse contra Él” a realmente tocarlo?

La desesperación mezclada con la ira y la rebeldía contra sus terribles circunstancias. En otras palabras, ya estaba harta de la maldición y estaba dispuesta a morir en el intento de liberarse de ella.

Nada era tan importante como encontrar una salida, encontrar la libertad. No tenía absolutamente nada más que perder, nada de valor; había llegado al final de todas las tácticas, estrategias y dispositivos. Había llegado al final de sí misma. La autopreservación había muerto.

“Yeshua fue con él; y una gran multitud lo seguía y oprimía. Había una mujer que padecía de flujo de sangre por doce años. Había sufrido mucho a manos de muchos médicos, y había gastado todo lo que tenía sin provecho alguno, sino que al contrario, había empeorado. Cuando ella oyó hablar de Yeshua, se llegó a Él por detrás entre la multitud y tocó Su manto. Porque decía: «Si tan solo toco Sus ropas, sanaré». Al instante la fuente de su sangre se secó, y sintió en su cuerpo que estaba curada de su aflicción.” Marcos 5:24-29

Para ilustrar este principio que toca al Señor más allá de todos los demás que sólo ” oprimen contra Él ” (Lucas 8:45, 46), voy a darles un trozo de mi testimonio de salvación tal como está escrito en mi libro ¡SI! Aunque mi historia se parece mucho más a la de María Magdalena, lo que me conmovió es muy parecido a lo que conmovió a la mujer con el flujo de sangre. El resultado de la misma desesperación a través de dos historias diferentes fue el mismo. Tocamos al Señor y quedamos sanas.

Who can touch the Lord

Extracto de los capítulos 13 y 14 del libro ¡SI! de Dominiquae Bierman

Al ver el asombroso abandono y la devastación en la tienda, me di cuenta de que estaba viendo una imagen vívida de mi propia vida y mi alma. ¡Una ruina! ¡Y en sólo cuatro meses! Me estaba despertando de una pesadilla increíble. ¿Era todo esto real?

Se había llevado de nuevo a Adi. Me habían traicionado. Mi tienda fue destruida. Había vendido mi otra tienda en el calor de la locura. Mi reputación había quedado arruinada. Era como si me hubieran arrebatado el alma. Estaba físicamente agotada.

Con la última fuerza de voluntad que me quedaba, en un acto decidido, cogí todos los lápices de colores que tenía y escribí en un papel estas peculiares palabras:

“Luz, ¿dónde te has perdido? ¡Ven a mí!”

Mientras escribía eso con furia, uno de mis guías espirituales intentó atarme las manos y los brazos, luchando desesperadamente contra mi determinación.

Y todo esto empezó mientras leía el libro Bailando en la luz, de Shirley MacLaine.

Entonces, ¿dónde se perdió la luz?

Una capa de maquillaje no será suficiente, me dije. Tendré que ocultar todas estas llagas. ¡Qué desgracia!

Mi piel se había llenado de las más terribles llagas como resultado de las angustias de los últimos cuatro meses y medio. Mi piel era mi carta de presentación principal, y ahora necesitaba tres o cuatro capas de maquillaje para tener un aspecto medianamente decente.

Unos días antes, me encontraba en una fiesta “espiritual” a la que me había invitado una de mis queridas amigas. Era una experta en la práctica cultual de la bioenergía. Astar intentaba realmente ayudarme a superar el trágico episodio de mis últimos meses. Era “el ciego guiando al ciego”, ya que ella también necesitaba desesperadamente ayuda, pues sus “fuerzas espirituales” estaban arruinando su propia vida. Estaba bailando en trance, concentrándome en traer mi alma de vuelta a mi cuerpo. Astar dijo: “Haz un poco de conexión a tierra, para hacer que tu alma regrese”.

Estaba desesperada, me sentía como un cuerpo vacío y sin alma. Fue lo más nauseabundo que he experimentado nunca. Mi alma había desaparecido literalmente. Alguien, o algo, me la había robado.

De repente, mientras estaba tumbada en el suelo haciendo la conexión a tierra, sentí que una parte de mi alma había vuelto de su cautiverio. Al levantar la vista, vi a un hombre con ojos de paloma compasiva sentado allí. Era diferente a todos los demás y me miraba directamente a mí.

“He visto tu sufrimiento”, dijo, “y he orado a Dios por ti”.

¿Era un ángel? ¿Era real este hombre? No parecía conocer a nadie allí, y no parecía encajar en este lugar.

Ya sea un ángel o un hombre, ¡alguien había escuchado sus oraciones!

Mi amigo guía turístico, que me había encomendado este trabajo, era quien conducía. Vio que me unía a estos católicos en su culto y abrió los ojos de par en par. ¿Una judía participando en una misa católica? Sin embargo, no me juzgó ni me detuvo.

La música y los cantos alegres habían comenzado. “Te adoramos, Jesús, Salvador…” Canté con ellos. Era divertido y, además, me hacía sentir bien por primera vez en bastante tiempo.

“¡No! ¡No! ¡No!” Me resistía violentamente a ese poder que intentaba ponerme de rodillas ante la Cruz apenas terminamos el servicio.

” Ven, cariño. Deja que te ayude”. Una dulce señora del grupo me ayudó a arrodillarme. ¡No pude resistir más este poder!

No quería más espíritus. Quería ser libre. Pero éste era diferente. Era poderoso y a la vez suave, decidido y a la vez enérgico. Me rendí, rindiéndome al fuerte y al mismo tiempo gentil abrazo del Espíritu de Dios. (Fin de la cita)

Yes book

Entiendo a la mujer con el flujo de sangre; ella no quería más su enfermedad, y estaba dispuesta a hacer cualquier cosa para tener un cambio. Estaba dispuesta a hacer cualquier cosa para encontrar la Luz, y Él me encontró. Esa desesperación es una desesperación que se mezcla con una rebeldía total contra los poderes de las tinieblas, contra la maldición, contra el propio satanás. Lleva consigo la fe, un tipo de fe desesperada que toca a Yah y lo mueve a la acción. Puede moverlo a la acción en nombre de una persona o de una nación entera.

Las marcas de esa desesperación no son la autopreservación, la renuncia total a todo temor a lo desconocido y a asumir riesgos, y la disposición a morir en el intento de liberarse; es la disposición a hacer lo que sea necesario para llamar la atención de YHVH.

El holocausto también toca y conmueve a Elohim, como el del rey Salomón, 1000 holocaustos en el altar. Él estaba desesperado por la atención de YHVH. Era tan joven y estaba a punto de ser rey. No podía hacerlo solo; estaba dispuesto a dar todo y a no retener nada con tal de tocar a Yah.

Su extravagante y fastuosa ofrenda liberó todo el favor que necesitaba como rey. ¡Eso sí que es un favor impresionante!

“El rey fue a Gabaón a sacrificar allí, porque ese era el lugar alto principal. Salomón ofreció mil holocaustos sobre ese altar. Y en Gabaón YHVH se apareció a Salomón de noche en sueños, y YHVH le dijo: «Pide lo que quieras que Yo te dé». 1 Reyes 3:4-5

Esta ofrenda determinó el futuro de Salomón como rey. ¡Liberó tanto la sabiduría como las riquezas!

A la mujer con el flujo de sangre no le quedaba autopreservación, a mí no me quedaba autopreservación, al rey de Nínive, cuando creyó que Nínive sería destruida en 40 días, no le quedaba autopreservación, y a la reina Ester no le quedaba autopreservación. Todos ellos estaban dispuestos a hacer cualquier cosa para tocar al Señor y conseguir que sus oraciones fueran respondidas. No se preocuparon por “el qué dirán”, no se preocuparon por “lo que traerá el mañana”; simplemente llegaron a la conclusión de que si Yah no llega, su vida no vale la pena.

Cuando alguien llega a ese punto en la vida, ya sea para su propia vida, ciudad o nación, tocará al Todopoderoso y saldrá la virtud. ¡Esa virtud se llama Avivamiento!

Las ofrendas extravagantes tocan el corazón del Padre, especialmente cuando se dan por el bien de Israel. Quien sea que se encuentre en la brecha por su nación tendrá que llegar al lugar de conexión con este principio llamado La Llave de Abraham que libera la bendición o la maldición a las naciones según como las naciones se han comportado con Israel. Quien pierda toda autopreservación, un rey, un sacerdote o un intercesor, y esté dispuesto a hacer lo que sea para cambiar a su nación de la maldición a la bendición, podrá hacerlo al conectarse con el principio de la Llave de Abraham con respecto a Israel.

“Bendeciré al que te bendiga” Génesis 12:3

No aceptarán un no por respuesta aunque toda la gente se les oponga. Todos los galileos fuertes y musculosos trataban de detener a la mujer con el problema de la sangre, pero ella se impuso. Los horribles espíritus guías que gobernaban mi vida trataron de detenerme con tácticas de terror, pero me abrí paso. ¿Vas a seguir adelante y tocarlo a Él? Oremos para que así sea, y para que Israel también se imponga y no esté dispuesto a ser gobernado por un gobierno temeroso del terrorismo y por las Naciones Unidas, sino sólo por El Shaddai. Ora para que Israel se esfuerce por tocarlo hasta la victoria y el avivamiento.

Tus amigos y mentores israelíes

Apóstol Dominiquae y Rabino Baruch Bierman

“Por amor de Sion, no callaré’ Isaías 62:1

Archbishop Dominiquae and Rabbi Baruch Bierman

Para enviar tus diezmos y ofrendas

  • Para donar en línea https://kad-esh.org/es/donaciones/
  • Escríbenos a info@kad0-esh.org para información bancaria
  • Llámanos en los Estados Unidos al +1(972) 301-7087
  • Envía tus cheques en USD, CAD o BP a Kad-Esh MAP Ministries, 52 Tuscan Way, Ste. 202-412, St. Augustine, Florida 32092, USA.
  • Western Union & MoneyGram: a nombre de Paulette Cowan, 52 Tuscan Way, Ste. 202-412, St. Augustine, Florida 32092, USA.
Síguenos en las redes sociales

Vean la enseñanza más reciente: Desraizando el Antisemitismo.

  • Shabbat Letter ads

    ¡Suscríbete a nuestro canal de YouTube!

    Mira las últimas transmisiones de la Apóstol Dominiquae Bierman y suscríbete al canal de YouTube de Despierta Sefarad.

    Nuestro canal de YouTube →

    Sukkot Tour 2022

    Tour Sukkot 5783/2022

    Fin del Shmita en Israel

    Dedicando los próximos 7 años al Rey de Israel
    ¡Prepara el camino!

    Del 6 al 18 de octubre, 2022

    Con la Apóstol Dominiquae y el Rabino Baruch Bierman

    “Y se dirá: «Construyan, construyan, preparen el camino, quiten los obstáculos del camino de Mi pueblo».” Isaias 57:14 NBLA

    Acompáñenos en el fin del Año Shemitah y en la inauguración del nuevo ciclo de siete años. Este es el momento más importante de la historia de Israel y de las naciones, ya que marcamos el regreso del Mesías a Jerusalén.

    Tome sus shofar y sea uno de los 120 shofares que sonarán en toda la Tierra.

    ***No son necesarios los certificados de vacunación, únicamente pruebas PCR

    No se pierda esta experiencia que le cambiará la vida en la Tierra.

    Lehitraot, nos vemos en Israel!

    Más información:

    tours@dominiquaebierman.com | 1 (972) 301-7087 ext. 2

    Registrarse en línea

    GRM Banner

    Aprende las Raíces Judías de la Fe.

    Nunca más necesitarás tomar otra Escuela Bíblica. La Escuela Bíblica AGIMAP es una lavadora que te llevará a la verdad del 1er siglo que te llevará al Evangelio original hecho en Sión que ha hecho libres a muchos.

    Inscríbete y Comienza tus Estudios →

    *Se pueden solicitar becas enteras o parciales en caso de extrema necesidad. Por favor, envíe sus solicitudes a info@grmbibleschool.com explicando el motivo de su petición”.

    El Robo de Identidad

    Derrota el antisemitismo – Descubre al Mesías Judío

    Descubre tu identidad en el Mesías restaurando Su identidad como judío, no como romano. El nuevo libro de la apóstol Dominiquae Bierman El Robo de Identidad y el curso en línea GRI derrotan el antisemitismo mostrando la identidad judía del Mesías. ¡Aprenderás a caminar en el poder y la unción del primer siglo!

    Pídelo ahora para empezar a estudiar →

    *El acceso al curso viene con el libro únicamente cuando el libro se pide a través de la página web www.against-antisemitism.com/es/

    AGIMAP prison

    ¡Apoya a nuestro Ministerio en la Prisión!

    Hemos abierto un ministerio en la prisión en los Estados Unidos dirigido por el Rabino Baruj Bierman, es un grupo de escuela bíblica AGIMAP en la prisión UCI en Florida. Se les está guiando paso a paso hacia el Evangelio hecho en Sión, ¡y hemos visto cómo se producen muchos milagros en sus vidas! Cuando el Rabino Baruj los visita en la prisión, siempre regresa con informes de sanidades y transformación de vidas. ¡Yah nos ha abierto una puerta poderosa!

    Además, hemos lanzado GRM en una plataforma que hace que todos los presos puedan estudiar con sus tabletas. Los invitamos a apoyar este importante ministerio a través de oraciones y donaciones para ampliar este esfuerzo de introducir a Yeshua, el Mesías judío, en el sistema penitenciario de todos los Estados Unidos.

    Cuando envíes tu donación, por favor escribe en la sección de comentarios “Ministerio en la Prisión”

    Donar en línea →

    Más información →

    UNIFY Banner

    Únete a las Naciones Unidas por Israel y únete a nuestra conferencia mensual en línea para miembros.

    ¡Recibirás actualizaciones, instrucciones y enseñanzas proféticas en vivo cada mes, y serás parte de la Iglesia Ester apoyando a Israel!

    Únete a las Naciones Unidas por Israel →

    ¡Únete a los 70 Justos de las Naciones!

    Conviértete en un socio especial de las Naciones Unidas por Israel comprometiéndote con un donativo de amor mensual de 100 dólares o más. Pulsa el botón de abajo o envíanos un correo electrónico para ver más opciones de donación: info@unitednationsforisrael.org

    Únete Ahora →

    Únete a nuestro nuevo Canal de Telegram para que recibas todas las novedades de la Apóstol Dominiquae Bierman:

    https://t.me/apostoldominiquae